Sir Hagan

De Fronteriza
Saltar a: navegación, buscar


Sir Hagan, Dios de la Luz y el Orden

Sir Hagan es el dios de la luz y la justicia siendo estos conceptos que es el quien decide. Es un diós demasiado grande y rara vez se le adora directamente sino a través de uno de sus múltiples aspectos.

Monarca Solar

Subculto reflejo del orden divino llevado a sus extremos. Propugna un gobierno con Sir Hagan el justo en la cúspide y el resto de los dioses sometidos a Él. Este nuevo orden divino se denomina Nueva Religión, en oposición al antiguo sistema de creencias, al que se llama Vieja Religion o Vieja Fe. Como manera de distinguirse claramente de antiguos cultos, especialmente de otras advocaciones de Sir Hagan, los seguidores de Sir Hagan rechazan los sacrificios rituales y solo aceptan ofrendas vegetales o exvotos durante los rituales, también rehúsan representar al dios en forma antropomórfica, sino como un disco solar dorado. En sus templos hay altares de Fuego Sagrado, que representa a la deidad y que se enciende enfocando los rayos solares a través de una lente.

Sir Hagan, Monarca Solar
Imagen
Sol.jpg
Rasgos de Personalidad
Sincero
Orgulloso
Intolerante
Paternal
Afinidad:
Gobierno de la Ley
Aura de poder
Voz atronadora
Presencia Sobrecojedora
Hacer callar
Imponer mi voluntad
Voluntad Ferrea
Afinidad:
Luz
Emitir Luz
Lanza de Luz
Aura Cegadora
Armadura Dorada
Abrir las Nuves
Luz cálida
Afinidad:
Orden auténtico
Identificar Mentiras
La ley es la Justicia
Restaurar el orden
Miedo al justo
Purificar criminal
Aplastar oposición
Palabra Clave:
Incicado de Sir Hagan
Venerar a Sir Hagan
Mitología de Sir Hagan
Visión del Alma
Miembro de Templo
Conocimiento exacto de la ley
Avisar con bellas palabras

Flejarión Arco Solar

Flejarión es el guardián de las murallas del templo del sol.

Flejarión Arco Solar
Imagen
Sol.jpg
Rasgos de Personalidad
Leal
Orgulloso
Valiente
Protector
Afinidad:
Arco Solar
Flecha de Poder
Disparo Lejano
Flecha Precisa
Ver lejos
Una flecha más
Mantener la posición
Afinidad:
Luz
Emitir Luz
Lanza de Luz
Aura Cegadora
Armadura Dorada
Abrir las Nuves
Luz cálida
Afinidad:
Orden en la muralla
Identificar Mentiras
Recordar Ley
Reorganizar Defensores
Identificar punto flaco en mis defensas
Palabra Clave:
Incicado de Sir Hagan
Venerar a Flejarión
Mitología de Flejarión
Visión del Alma
Miembro de Templo
Avistar Peligros
Tácticas Defensivas


Doctrinas

La siguiente información es solo conocida por los altos estamentos religiosos del culto y es raro que nadie fuera de estas esferas este al corriente de estas tensiones. Desde hace unos doscientos años el culto de Sir Hagan esta dividido en dos tendencias claramente enfrentadas.

  • La tendencia que representa el subculto del Monarca Solar emana desde las sede del Pontífice en el Imperio Occidental. Esta corriente aboga por la creación de una jerarquía piramidal con el Pontífice en la cúspide y un Patriarca en cada reino, como los que hay en los margraviatos de Miteleben. Esta jerarquia seria un reflejo del orden divino, con Sir Hagan en la cúspide y el resto de los dioses sometidos a Él.
  • La corriente imperante representa la del Divino Equilibrio y esta representada por prácticamente todo el resto de los subcultos. Defiende el mantenimiento de un Equilibrio entre Sir Hagan y su Divina Consorte, la Dama de la Oscuridad. Hoy por hoy el defensor mas distinguido de esta corriente es el Flamen Solaris de Samos con el decidido apoyo del Hierofante.
  • Respecto a la posición de otros lugares con respecto a estas corrientes, los burgraviatos de Miteleben parecen inclinarse en su mayoría por el Divino Equilibrio, en Acaya la cosa varia de ciudad en ciudad con unas en conflicto y otras claramente partidarias de una corriente. En Ederlen la situación es confusa, sobre todo por el desastroso intento de Tulio II de imponer la doctrina del Monarca Solar, que provoco la Insurrecta Magna.

Actualmente el Divino Equilibrio sigue manteniéndose en todo Ekarat pero los partidarios del Monarca Solar se van volviendo poco a poco más influyentes dentro del culto. Si bien algunas zonas tienen marcada influencia del Monarca Solar esta tendencia sigue siendo pequeña dentro del culto por lo que, en la práctica, mantiene los prefectos del Divino Equilibrio solo que de una forma un tanto más ruda.

A fecha de hoy el propio Sir Hagan es partidario del Divino Equilibrio aunque hay estudiosos del culto que creen que la tendencia del Monarca Solar no es más que una manifestación de los deseos subconscientes del propio dios.

Seguidores Conocidos

Aquí inserta texto sin formato

El Dios Supremo

Hay seguidores de Sir Hagan que afirman que la corriente de pensamiento mayoritaria en Ekarat está equivocada. Ellos ven a Sir Hagan como el Dios Supremo, padre de todo y gobernador de la corte celestial y al resto de los dioses como sus hijos. Para esta corriente, Heth por ejemplo no debe ser entendido como un dios marino sino como un hijo del Dios Supremo que vive principalmente en el mar. Heth por tanto no sería hermano de Sir Hagan sino uno más de sus hijos.

Para esta corriente, lo correcto es adorar única y exclusivamente al Dios Supremo y adorar a cualquiera de sus hijos por encima del padre es un acto de herejía politeista. Esta corriente se asienta únicamente en la nación conocida como Imperio de Agnar.

El Dios Supremo es un dios que se identifica con el sol principal de Ekarat, Sir Hagan, y que tiene un fuerte aspecto paternalista y de foco de cohesión de la comunidad. Es el padre que se preocupa de sus hijos, los mantiene seguros y mantiene alejados los peligros.

Como tal, el Dios Supremo es muy difícil de comprender para los humanos pues es demasiado grande para entenderlo en su totalidad y poder rendirle culto al uso y estilo del resto de los dioses menores de Ekarat. Hay muy pocos humanos capacitados para entender una fracción del dios suficiente como para poder usar magia poderosa.

De entre los pocos que pueden usar su magia, la inmensa mayoría son capaces únicamente de recurrir a la ayuda del dios a través de:

  • Bendiciones: Los sacerdotes pueden invocar la protección y las bendiciones del Dios Supremo. Estas bendiciones, cuando son otorgadas, lo son mediante sutilezas y rara vez tienen un efecto mágico realmente visible. Por ello la gente realmente no tiene forma de saber si la bendición ha surtido efecto o no por lo que si la cosa sale bien se suele decir que ha sido gracias a la bendición y si va mal, que no se ha sido merecedor de ella. Es relativamente normal que el sacerdote realice algún tipo de bendición los domingos en misa y la comunidad espera que lo realice. El efecto en juego varía, desde palabrería inútil pero vistosa hasta bendiciones que den bonos muy reales. Lo único claro es que la gente no tiene forma de saber si eso funciona o no pero que han visto efectos beneficiosos suficientes veces para creer en ello.
  • Rito de adoración: Este es un ritual ampliamente difundido entre el clero y, aunque la gente normal y los sacerdotes rara vez saben lo que implica, funciona muy bien en la mayoría de los casos y es la base de la fuerza del Imperio de Agnar. Los domingos en misa, como parte del sermón, el sacerdote hace una plegaria al Dios Supremo como parte de los ritos y los creyentes recitan una serie de salmos que se saben de memoria desde pequeños. El rito hace que una parte minúscula de la magia de los fieles sea sacrificada al dios sintiendo, como efecto secundario del sacrificio, una sensación muy clara de paz y de unión con la comunidad. Gran parte del poder del Imperio de Agnar proviene de que durante incontables años muchas personas han entregado parte de su magia al Dios, magia que el Imperio puede acumular y usar para sus intereses.

Los seguidores del Dios Supremo se pueden catalogar en:

  • Fieles comunes: La inmensa mayor parte de los fieles del dios simplemente van a misa los domingos, piden al sacerdote que bendigan sus matrimonios y sus hijos, rezan en los entierros y se espera que actúen por el bien de la comunidad y del Imperio de Agnar
  • Sacerdotes y Frailes: Estos seguidores suelen conocer y ser capaces de usar el rito de adoración y las bendiciones con mayor o menor efectividad dependiendo de su comunión con el dios. No todos son capaces de bendecir en nombre del dios correctamente pero ser capaz de realizar el rito de adoración se considera requisito para ser considerado un sacerdote.
  • Sir Akatar: Algunos fieles del Dios Supremo tienen una capacidad innata para comprender una parte concreta y pequeña del dios. Estos fieles son muy valiosos dentro del Imperio de Agnar pues en la práctica son los sacerdotes-guerreros que en batalla invocan la magia del dios. Son a la vez guerreros y sacerdotes del culto y su número es reducido principalmente porque es muy fácil caer en la herejía. Un Sir Akatar puede caer en la tentación de adorar esa parte pequeña del dios por encima del todo, lo que es considerado herejía y castigado duramente. Se dice que nada es tan fuerte como la voluntad de un Sir Akatar, que es sometido durante toda su vida a la tentación de caer en prácticas heréticas.
  • Sir Agurem: Los pocos capaces de entrar en una comunión cercana a la perfección, son denominados Sir Agurem. Estos sacerdotes pueden invocar la magia del dios de forma muy real, evidente y visible aunque no suelen hacerlo en público. Baste decir que muy pocos fieles son capaces de llegar a este nivel de comunión con el dios y a menudo es posible solo después de una vida larga de meditación y de estudios filosóficos sobre el mismo.