San Pernot

De Fronteriza
Saltar a: navegación, buscar


Las tres etapas de Pernot

Pernot “el temerario” era un muchacho de una familia acomodada que vivió sin demasiadas preocupaciones. Desde pequeño acompañaba a su padre, “el señor de…”, a las cacerías y allí descubrió que tenía un don con el arco. Pernot era apodado “el temerario" pos su facilidad para no pensar en las consecuencias de sus actos. Había nacido con un espíritu bondadoso pero sus iniciativas para ayudar al prójimo resultaban a veces más un problema que una ayuda. Le era fácil hacer amigos y a menudo los involucraba en sus insólitos planes para ayudar a los indefensos y aunque no lo consiguieran rara vez la gente le guardaba rencor. Sin embargo a su padre no le gustaba que fuera tan temerario y en cuanto pudo lo mandó a una escuela militar.

En este periodo de su vida aprendió técnicas y estrategia militar, mejoró increíblemente su técnica arquera y consiguió que muchos de sus compañeros y oficiales le mostraran admiración. A menudo ideaba técnicas militares nunca vistas y le empezaron a llamar “el asombroso” aunque los pocos a los que no gustaba le odiaban infinitamente. Pernot se graduó y se convirtió en oficial de arqueros, por aquel entonces se rumoreaba que le habían visto lanzar flechas tan lejos que desaparecían de la vista, que reparaba arcos con tocarlos y que había partido una flecha en vuelo con otra. Pasados unos años la situación política en “nombre de la zona” se volvió tensa. Unos rumores decían que habría guerra y otros que se solucionaría diplomáticamente. Dos semanas antes de un encuentro diplomático Pernot tuvo una revelación, sabía que la negociación no se produciría sino que los parlamentarios aprovecharían esa tranquilidad para invadir la ciudad. Pernot expuso su visión a sus superiores pero la mayoría se mantuvieron reticentes y escépticos. Pernot planteó un desafío, si alguno de los tres mejores arqueros de la ciudad era capaz de impactarle con una flecha a 10 metros de distancia se olvidaría de todo (aunque sobreviviera) pero si no conseguían impactarle sería entendido como una providencia y le dejarían al mando de la defensa de la ciudad. Había gran expectación al día siguiente, los tres mejores arqueros tenían preparados sus arcos, Pernot fue atado de manos y pies a un poste y a 10 metros de distancia los arqueros dispararon sus flechas. Muchos oficiales amigos de Pernot que habían suplicado que se suspendiera esa locura miraban atónitos como las flechas se incendiaban en el aire y sólo quedaban a los pies de Pernot unas efímeras cenizas.

Nada más ser desatado Pernot comenzó a dar órdenes bajo la estrecha supervisión de sus oficiales. Mandó mensajeros a reunir refuerzos y a la semana empezaron a llegar noticias de que la comitiva parlamentaria venía preparada para la batalla. Cuando llegó el día la increíble precisión de los arqueros diezmó suficiente a los invasores como para que entre los refuerzos estratégicamente situados y el ejército de la ciudad aniquilaran al enemigo. Lamentablemente, pocos días después Pernot aparecía muerto en su lecho, con indicios de haber sido envenenado y aunque hubo muchos rumores nunca se aclaró lo sucedido. Durante los ritos funerarios, al calor de unas llamas que dejaban intacto el cuerpo, el silencio era roto por las alabanzas de quienes clamaban “bendito sea Pernot el Santo”.

La doctrina de San Pernot

Hay tres libros que enseñan la doctrina de San Pernot y están relacionados con las tres etapas del santo. Los seguidores de este santo aspiran a cumplir las enseñanzas de los tres libros, mejorar en sus habilidades y luchar contra sus defectos.

El libro de la temeridad Este libro cuenta la infancia de pernot y se enseña a ser empático con las personas, a luchar contra la irreflexión y a iniciarse en el uso del arco.

Habilidad: Empatía

Defecto: Irreflexivo

Conjuros: - Flecha precisa - Flecha somnífera - Mantener arco tenso - Vista a través de mi flecha - Una flecha más - Encontrar inocente en apuros

El libro del viajero Este libro cuenta como Pernot se convirtió en un buen soldado y se enseña a despertar el ingenio, a luchar contra la prepotencia y a iniciarse en la vida militar.

Habilidad: Ingenio

Defecto: Subestimado

Conjuros: - Flecha ígnea - Reparar arco - Interceptar proyectil - Detectar treta - Aprovechar cobertura - Reclutar seguidores

El libro de la santidad Este libro cuenta como Pernot llegó a ser un excelente oficial y cómo se acabó su vida, se enseña como adquirir dotes para el mando, a luchar contra lo imprevisto y a iniciarse en las estrategias militares.

Habilidad: Mando

Defecto: Atraer traición

Conjuros: - Encontrar punto débil - Localizar líder enemigo - Flecha perforante - Disparar hasta donde alcanza mi vista - Imponer voluntad - Mantener la calma

Seguidores de San Pernot y su Iglesia

[Pendiente de editar]