Los Tritones del Lago

De Fronteriza
Saltar a: navegación, buscar


Perspectiva folk

La tradición de Nueva Urren cuenta que en el Lago Gnarren habita una raza de seres acuáticos que todos llaman "Los Tritones del Lago"; según la leyenda, descienden del dios-río Andrin y de Gnarra, la Dama del Lago (que los magos del Gremio de Navegantes identifican con la potente esencia que allí habita). Las descripciones físicas que circulan entre los lugareños son de lo más variopinto, y mutuamente incompatibles entre sí, pero suelen referirse a seres humanoides con escamas verdosas y agallas de pez.

Sobre los Tritones del Lago existen todo tipo de canciones, poemas y supersticiones; son un tema muy utilizado, tanto por los trovadores cortesanos como por los cantores ciegos de las esquinas, e incluso en las canciones de borracho en las tabernas. Muchas historias hablan de personas que han sido salvadas por los Tritones del ahogamiento, o incluso protegidas de dificultades del mundo humano, como una madrastra celosa o una venganza injusta; también hablan de romances imposibles entre tritones y humanos, o bien se refieren sin pudor a las relaciones sexuales en canciones picantes y obscenas. Los pescadores propician a los tritones antes de salir al lago con pequeños rituales, sacrificios, libaciones o cánticos, que son distintos en cada buque. La mayoría de los pescadores piensan que no hacer estos ritos trae mala suerte, y cada patrón piensa que los suyos (transmitidos por su padre), además, pueden contribuir a que los tritones lo ayuden en un momento malo. También cuentan los pescadores que algunos tritones se han instalado en las ruinas sumergidas de Vieja Urren.


  • Una expresión: Salvado por los tritones del lago.- se usa sólo en Nueva Urren para indicar que alguien se ha librado milagrosamente y por pura suerte de algo malo. Dependiendo del contexto, puede tener un matiz peyorativo, pero ello no es estrictamente necesario.


Perspectiva académica

No existe ninguna investigación seria desde un punto de vista académico sobre la existencia y, en su caso, las características de estos seres desde el trabajo pionero de Siagrus, fundador de la sección del Gremio de Navegantes de Nueva Urren, que afirmó que se trataba de una mera superstición y que no había rastro de seres inteligentes en el lago. Tal es la autoridad del Maestro en lo que refiere al lago Gnarren, que nadie se atreve a publicar nada que lo contradiga, y, de hecho, ni siquiera se han llevado a cabo investigaciones oficiales con tal propósito.

Sin embargo, algunos rumores de pasillo en la Universidad de Anfipotamia sugieren, eso sí, sin ninguna prueba empírica, que tal vez Siagrus descubrió a los Tritones en sus investigaciones en el lago, e hizo un pacto con ellos para evitar su descubrimiento. Así, circulan en pasquines y panfletos informales en el ámbito de la Universidad todo tipo de elucubraciones y especulaciones acerca de estos seres, desde la consideración de que se trata de una raza inteligente que habitaba Ekarat antes de la llegada de los humanos hasta que provienen de los experimentos del Primer nacido. La teoría más curiosa, de momento, afirma que los Tritones son simplemente mamíferos acuáticos que tienen una inteligencia similar a la de perros y gatos, aunque también hay quien ha dicho que todo se trata de un montaje de la Hegemonia de Samos. Si bien es cierto que algunos estudiantes se toman el asunto en serio, normalmente es motivo de bromas, chanzas y exageraciones.


  • Una expresión: Buscar Tritones en el Lago Gnarren.- Se usa en ámbitos académicos y en el Gremio de Navegantes; dícese de una tarea esforzada y básicamente inútil. Ejemplo: "El Maestro Calpocius siempre me manda buscar tritones en el lago; ahora estoy haciendo un inventario de las copias existentes del Libro del Confin."