Isla de Tirish

De Fronteriza
Saltar a: navegación, buscar

La Isla de Tirish, el actual refugio del desquiciado héroe Azhanasuk y la guarida de los Piratas del Tigre es fuente de cuentos y leyendas. Los sacerdotes de Somash cuentan que los habitantes de la Isla de Tirish son monstruos que caminan escondidos dentro de las pieles de sus víctimas humanas, pero que cuando tienen oportunidad, su verdadera naturaleza sale a la superficie. Es entonces cuando comienzan las cacerías y los ataques. Los que tienen la desgracia de encontrarse con estos seres no vuelven a ser vistos con vida, y en las pocas ocasiones en las que sus restos son encontrados, son apenas jirones de piel y huesos partidos, con pedazos de carne laceradas por garras enormes.

Hay otros que dicen que los sacerdotes de Somash exageran, tal vez, porque los habitantes de la Isla de Tirish no se pliegan a sus deseos de la manera en que a ellos les gustaría. Afirman que el Pueblo del Tigre es otra de las tribus Hsunchen, y que sus costumbres y habilidades mágicas son una manifestación de la comunión que mantienen con sus espíritus totémicos. La verdad que hay detrás de esta discusión no ha sido todavía aclarada.

Es cierto que hay incursiones desde la isla. El Pueblo del Tigre tiene algunos conocimientos sobre navegación, pero tienden a ser muy primitivos. Su forma de actuar normalmente se limita a llevar a una de sus pequeñas embarcaciones abarrotada de cazadores-guerreros por las inmediaciones de alguna de las múltiples islas que cercan la costa teshana. Allí aguardan a que una embarcación desprevenida pase, y aprovechando la noche, se mueven con furtividad hasta su presa. Sus ataques son despiadados, pero no parece ser que tengan el exceso de crueldad del que tanto hablan los sacerdotes de Somash.

El miedo ha impedido que sean muchos los que se atrevan a poner rumbo a la Isla de Tirish, pero siempre hay quien no se siente amedrentado por las historias. En tiempos pasados, ese fue el caso del famoso mercader Kecurian, que vivió un tiempo entre el Pueblo del Tigre en uno de sus últimos y menos conocidos viajes. Siempre se ha dicho que a este comerciante le gustaba sobremanera relatar sus aventuras, poniendo por escrito sus experiencias siempre que podía. Pero nunca habló demasiado de lo que hizo en la Isla de Tirish.

Más recientemente, el semidios caído en desgracia Azhanasuk ha convertido la Isla de Tirish en su hogar, viviendo junto al pueblo de su madre. Allí trata de controlar el desenfreno que hace poblar su mente con todas las profecías posibles, pero en su condición de mortal no ha sido capaz de soportar tal conocimiento sin sufrir irremediables heridas. Aun así, recibe visitas ocasionalmente de individuos que tienen la esperanza de que Dador de Dones les revele un secreto del futuro.

Cosa poco sabida es que uno de estos visitantes fue el Buscador Heroico Yaapaiko, que habló con Azhanasuk durante un tiempo antes de dirigirse en solitario a su propia y trágica muerte. De lo que pudieron hablar no hay constancia alguna.