Gnarren

De Fronteriza
Saltar a: navegación, buscar
Viejaurren.jpg

El lago Gnarren actual nada tiene que ver en dimensiones y forma al antiguo que bañaba las costas de Vieja Urren. Enclavado en el primer trecio del trascurso del rio Andril es importante para el comercio internacional gracias a que sus aguas se enriquecen de forma natural de energia mágica. Esta energia mágica es la que utilizan las naves voladoras del Gremio de Navegantes para poder surcar los cielos.

Las propiedades mágicas del lago Gnarren fueron descubiertas por un hechicero y explorador llamado Siagrius. Este, gracias a las grandes cantidades de magia que proporcionaba el lago, pudo hacer volar el primer mercante de proporciones normales que cruzo la cordillera del Karas Jhon. Desafortunadamente a pesar de grandes esfuerzos quedó claro que el volumen del lago Gnarren no permitia cargar más de tres naves al mes lo cual era del todo insuficiente para el pujante comercio de la ciudad es por ello que se decidió llevar a término una de las mayores obras de ingenieria mágica civil que se han realizado nunca, el engrandecimiento del Gnarren.

Para ello se probocó un enorme terremoto que abrió una sima en el interior del lago, esto hizo hundirse a la ciudad de Vieja Urren más de veinte varas en el fondo del lago. El lago aumento hasta treinta veces su capacidad, esto y los avances en el campo de la nautica aerea hacen del lago una fuente casi inagotable de magia para las naves del gremio.

Las leyendas populares aseguran que el lago está poblado por unos seres acuáticos llamados tritones, que han ocupado las ruinas de la vieja ciudad. Estas historias son fuertemente rechazadas por la inmensa mayoría de los académicos y eruditos.