Columnas de los Tambores

De Fronteriza
Saltar a: navegación, buscar


Cuando la ciudad se hizo suficientemente grande se inició un proyecto para construir un teatro y anfiteatro en la ciudad. Solo el anfiteatro se comenzó y ambas obras fueron paralizadas tras un par de años a causa de la falta de fondos. Al parecer gran parte del dinero previsto se perdió en los tremendos problemas de cimentación en la parcela del anfiteatro.

El resultado es que en medio de la ciudad hay una estructura inacabada de un anfiteatro que se conoce actualmente como "Las Columnas de los Tambores".

El semicirculo de columnas y estatuas pensadas para ser el centro del anfiteatro fue colonizada por los jovenes de la ciudad que, poco a poco, fueron usando como lugar de reunión y esparcimiento. El sobrenombre de "Columnas de los Tambores" le vino a raiz de un grupo de jovenes que se aficionaron perder el tiempo tocando los tambores y haciendo malabarismos con pelotas y cuerdas lastradas.

Posteriormente la ciudad empedró el suelo de tierra y limpió los alrededores quedando estos como un pequeño parque con no más de cuarenta árboles en el que varias noches se puede escuchar a los jovenes disfrutando.

La guardia de la ciudad permite este uso del parque pero no obstante es bien sabido que mantiene vigilado el lugar por si se producen altercados.