01 Camino a Pavis (Sesión - Colegio Magia)

De Fronteriza
Saltar a: navegación, buscar


Resumen de sesión jugada el 18 de Septiembre de 2016

En desarrollo

Anteriormente

Los héroes llegaron a Caldo Lunar en su viaje a Pavis. El gran Jan de los Antilopes Sables, Inire, ha plantado su tienda de manera casi permanente en este oasis.

Los héroes se encontraron con Mente Nublada y con Kapakei. El agimori, Kapakei, sigue en busca de su "nieto" broo y Mente Nublada haciéndose pasar por un chamán desconocido se enfrentaba a un chamán de los antílopes. Venció al poderoso mago del jan y lo mató en el combate mágico. No es tan extraño en estas tierras que aparezcan chámanes así.

Antes de morir, el chamán dijo: "¡Dos fuentes de furibunda sangre! Cara a Cara. La sangre es la misma, los dos son uno, y las olas anegarán los Rostros. El Sagrado Prax recuerda su pasado."

Entonces, Mente Nublada buscó entre los rostros el porqué de ese epitafio. Y mirando al poseedor de Naü se dirigió a la renacida diosa: "Oh, estás aquí, La Desolación".

Los héroes estuvieron en la corte de Inire, el Gran Jan, y fueron testigos como manipularon al jefe de la tribu Pezuñas Resonantes de los Antílopes para que retara a Kapakei. El hombre y medio lo mató. La tribu escogió a Lotch como nuevo jefe, algo que más tarde se supo no fue del agrado de Inire.

Entonces una tormenta mágica se cernió sobre el oasis y sobre la corte. La gente se volvía loca y moría despedazada por los vientos. Pero los héroes se dieron cuenta que alguien estaba intentando atrapar y atar los espíritus lunares que vivían en el estanque del oasis, aquellos que le daban nombre. Era el chamán desconocido. Los héroes se enfrentaron al chamán y al hasta entonces su invisible bisonte. Al final consiguieron derrotarlo antes de que se apropiara del espíritu. Mente Nublada fue apresado y su bisonte muerto.

En la corte del Gran Jan

Inire el Rojo, Gran Jan, decide que agradecer a los héroes por salvar al gran espíritu lunar que habita en el oasis. Es un tipo práctico y manipulador y un buen regalo es el que le es más beneficioso al que lo da que al que lo recibe, pero es mejor que el receptor no lo sepa.

Los regalos

Inire habló con Ashaara Morrigan, Irisha Manos de Plata y con Dara Cabellos de Cobre, requería información sobre Khorzavesus, quería saber si alguna de las mujeres que le acompañaban eran sus esposas o sus hijas. Le respondieron que ni una cosa ni otra. El Gran Jan se preocupó por la salud de estudioso de solar, quién le calentaría por las noches, quien le prepararía la comida, y encima es un hombre mayor y rico. Así que decidió entregar a una de sus hijas o nietas, tiene muchas, para que se case con el astrónomo. Pero las chicas le comentaron que igual no lo aceptaba, que Khorzavesus, quizás proponer que la adoptaba como hija sería más fácil, pero que la decisión se la dejaban al jan.

Luego, el Señor de los Antílopes se dirigió a Irisha, veía el filo de su alma, y el peligro que entraña. Así que, qué mejor regalo que el vestido de la diablesa de Fonrit. Ese vestido que hacía florecer a un semental viejo, hacía alzarse de nuevo a un tallo reseco. Así que a la Venatori le regaló ese vestido, un vestido precioso hecho exclusivamente de joyas, como una telaraña de joyas que dejaba poco a la imaginación, pero la desbocaba. Y el jan anunció que estaban todos invitados a un gran banquete, y por supuesto, esperaba ver a Manos de Plata luciendo el vestido.

Y a Ashaara le regalaron a instancias de Manos de Plata un bonito estuche de belleza de origen kralorelano.

En este encuentro Dara se mostró un poco altiva de más con el Jan. Inire no es un hombre fácil de desentrañar, y no saben si la amazona de Cabellos de Cobre fue reprendida o excitó con sus afiladas respuestas al Señor de los Antílopes Sable; pero lo cierto es que la mandó sentar a su vera, y después la condujo al interior de su gran tienda. El Rojo condujo a la joven entre las habitaciones hasta que dieron al exterior, al lugar donde guarda su manada de Antílopes Sables; y allí le dijo a la lunar que escogieran de entre un grupo de jóvenes sementales Antílopes, uno para ella.

Dara quiso rechazar el enorme regalo, ya que veía como el linaje de los sementales era poderoso, no eran criaturas normales, su linaje era sagrado. Y eso es una responsabilidad y un peligro. Pero el Gran Jan insistió demasiado, y rechazar el regalo sería peligroso.


El gran banquete

Durante el banquete se produjo un choque cultural reseñable.

A Khorzavesus le costó explicar que era un hombre casto y célibe y que no le gustaban los hombres. Le costó lo suyo explicar todo esto cuando rechazó la oferta de matrimonio con una de las hijas o nietas del gran Jan. Así que aceptó adoptar a una muchacha de la familia de Inire. El señor de Caldo Lunar después le inquirió quien entonces heredaría las tierras de Khorzavesus. El astrónomo explicó que sus hijos, pero no tenía ninguno, bueno, ahora tenía a la joven que aún no se había mostrado, eso le gustó al jan.

Pero el señor seguía intrigado, y un tanto anonadado y volvió a preguntar, esta vez inquirió sobre que opinaba el padre del erudito Dara happano. Y Khorzavesus respondió, que su padre quería un heredero pero que él ha sido fiel a su dios Dayzatar. Esto causó varios revuelos, un dios que pedía el celibato les parecía un dios muy muy duro y desagradable. Y además el jan dijo "eres más leal a tu dios que a tu familia".


También se habló de Mente Nublada. El jan informó que el prisionero era un enemigo muy enconado del gobernador lunar Sor-Eel que había prometido que sería juzgado y en caso de condena asistiría a su muerte. Como averiguarían cuando se reunieron con el gobernador todo esto no era cierta, parece que el gran jan estaba preocupado por la más que probable maldición de muerte del chamán y decidió que del ajusticiamiento se encarguen otros, con un poco de suerte incluso lo ajusticiban nuestros héroes, pero estos decidieron llevárselo al gobernador.


Pero ocurrieron más cosas. Dara estaba entre el atractivo hombre de mediana edad, erudito de Irripti Ontor y de Lankhor Mhy Narrilo y nuestro conocido Kapakei. El agimori se estaba ganando más los afectos de nuestra jinete que el erudito.

Pero entonces entró en escena Irisha Manos de Plata con el regalo del jan, el traje de Fonrit; y su sitio, oh, sorpresa era junto al jefe Lotch. En el banquete la venatori salió a realizar un baile lujurioso a ojos de todo hombre con sangre en las venas, Lotch, Kapakei entre otros casi se baten por bailar con la joven vestida tan lúbricamente.

Irisha salió después a refresrcarse y fue abordada por Lotch y sus hombres, hechizados por el vestido de Fonrit. Lotch mostraba que estaba casi enloquecido de lujuría y tras discutir la joven con el jefe sobre lo que entendían sobre una postura sexual la muchacha de manos lujuriosas montó al guerrero y este quedó todavía más enardecido, y el señor mandó a sus hombres que se la llevaran a su tienda, y que a partir de ahora sería su mujer. La lunar intentó huir con la ayuda de su diosa, la Luna Roja, pero la divina le fue esquiva. Fue apresada y llevada a la tienda de Lotch donde la ataron al poste central ante la mirada de la mujer de Lotch.

Irisha se liberaba de su presa cuando apareció Kapakei para ayudarle. Durante la fuga al final fueron atrapados por Lotch y sus guardaespaldas. Pero entre el agimori y la lunar lo mataron. Tal y como deseaba el gran Jan Inire, el cual tuvo que intervenir y juzgar el asesinato. Inire dio la razón a la lunar y pidió disculpas por el inaceptable comportamientos del clan de Lotch; y así puso a un hombre mucho más afín a la causa del jan.

Al día siguiente, antes de partir con la caravana en la entrada de la tienda de Khorzavesus esperaba su hija. El sabio hizo una ceremonia por la que adoptaba legalmente a la muchacha. El astrólogo necesitaba el nombre de su hija, pero la joven le dijo que ella era su hija y debía tener un nombre puesto por su padre así que Khorzavesus la llamó Chalda


La segunda parte del viaje

Durante el viaje descubrieron que incluso en el estío de la Estación de Fuego Prax está vivo pese a que estos días parezca tierra muerta, tuvieron varios encuentros con habitantes y con manadas de la zona pero gracias a Ashaara Morrigan y en especial a su imp Gribus evitaron a una muy peligrosa y legendaria banda de Broos, la banda de Maglah y su lugarteniente La Puta de Ragnaglar pero esto hizo que toda la caravana tuviera que desviarse del Camino a Pavis, lo que ocasionaría un gran retraso.

Y se complicó más la cosa, Mente Nublada tiene poderosos aliados entre hombres y espíritus. Así aparecieron los primeros Remolinos de Ánimas que como dijo Chalda para los praxitas no supone una grave amenza pero el cautivo advirtió a los lunares y a toda la caravana "si no me liberaban todos moriréis, ahora son unos pocos torbellinos, pero pronto serían más, tantos que oscurecerían el cielo".

Ante esto, el jefe de la caravana decidió separarse de los lunares. El jefe de caravana les compensaría por ello pero no podía arriesgar toda los viajeros.

Los lunares hicieron oídos sordos de las amenazas del cautivo, y apretaron espuelas para que los Remolinos de Ánimas no los atraparan. Y así pasaron varios días, sin descansar, avanzando, guiados por Dara. Y los torbellinos se iban juntando y haciéndose más grandes. Pero la amazona pelirroja los condujo hasta avistar las cíclopeas murallas de Pavis pero no estaban a salvo pues una tormenta que oscurecía al Sol y tapaba el camino que habían recorrido les pisaba los talones. Como si todos los remolinos les perseguían, como una enorme tormenta de arena pero esta vez de ánimas les perseguían, la tormenta era tan grande que parecía una cortina de polvo.

Y así llegaron en un día con la luna negra sobre el cielo, al galope sobre sus monturas hasta la Puerta de Nueva Pavis. Antes cruzáronse con los sacerdotes de Pavis que intentaban salvar a la ciudad de la tormenta de ánimas. Y su dios les escuchó, de la cúpula de Pavis surgia una columna de luz que se perdía en el cielo y de los laterales de la cúpula el rayo de luz se dirigía hacia los sacerdotes que fuera de las murallas se enfrentaban a la Tormenta de Ánimas.