Arothar

De Fronteriza
Saltar a: navegación, buscar


Arothar Thil-Miredhil Tarmeä, es un Explorador de Sangre Élfica y Edain, que como su hermano gemelo Baramir, nacieron de la unión de un elfo Sinda y una Dama Dunedain, de la Noble casa Tarmëa de Arthedain. A diferencia de su hermano, en Arothar su parte élfica es mucho más intensa que su parte humana; sus rasgos físicos le asemejan más a un elfo, aunque tampoco es totalmente reconocible como tal. Como su hermano, pero de forma distinta, Arothar ha recibido un Don de los Valar: Manwë le ha bendecido como "Hijo del Viento", otorgándole de una agilidad y rapidez inauditas, que le permite: correr a una velocidad asombrosa, realizar saltos y esquivas imposibles, componer acrobacias inverosímiles, etc... Cuando realiza esas acciones, un aura/remolino de viento parece rodearle.

Por su aptitud con el arco, ha recibido de herencia de la casa Tarmeä, un mítico Arco Compuesto de Acero Numeroneano de incalculable valor, al que tiene gran aprecio.

Como "Hijo del Viento", Arothar es un gran aventurero que aprecia y respeta la Libertad: frente a la vida impuesta y enconsertada del Caballero, como la que sigue su primo Farmak (el heredero de los Tarmeä), Arothar escogió la vida en el campo, donde además de moverse libremente, puede contemplar y disfrutar de la belleza de las creaciones de los Valar, que el enemigo intenta destruir y dominar, lo que le motiva a combatirle y resistir, con valentía y una voluntad inquebrantable.

A Arothar, le encantan los cuentos, historias y canciones, que intenta recoger de diversas culturas y razas, especialmente de los elfos, por lo que siente una gran atracción. Se ha ganado la amistad de alguno de ellos, por lo que en sus cada vez más frecuentes visitas a los Puertos Grises, es siempre bien recibido.